Visa de Inversionista

La Visa de Inversionista, es una de las visas más utilizadas por empresarios extranjeros para adquirir y operar un negocio en los EE.UU. También permite al cónyuge de quien la obtiene trabajar sin restricción en este país. Los hijos del inversionista que sean menores de 21 años derivan beneficios y tienen derecho de estudiar sin restricción en EE.UU.

En esta página de internet podrá encontrar información adicional sobre la visa de inversionista. Puede también consultar su caso con Carlos Mauricio Duque, Esq. (abogado de inmigración) llamando a alguno de los siguientes números telefónicos:

• Miami, Florida +1 305 436 0155
• Bogotá, Colombia +57 1 426 3975
• México, D.F., México +52 55 4170 3632
• San Salvador, El Salvador +503 2113 3858
• Panamá, Panamá +507 836 5750
• Lima, Perú +51 1 707 5967
• Madrid, España +34 911 239 941
• Buenos Aires, Argentina +54 11 5218 4068
• Caracas, Venezuela +58 212 7715900

VISA E-2 EN GENERAL

La Visa de Inversionista permite al empresario ingresar a los EE.UU. para desarrollar, conducir y supervisar una empresa como “Inversionista Principal.” Adicionalmente, el empresario puede beneficiar con éste tipo de visa a ciertos de sus empleados que sean nacionales de su mismo país y que sean esenciales para la eficiente operación de la empresa, tales como administradores, ejecutivos, o personas con conocimiento especializado.

REQUISITOS LEGALES DE LA VISA E-2

Para tramitar exitosamente una Visa de Inversionista debe hacerse una inversión en una empresa activa de EE.UU.

Es necesario que la empresa en la cual el empresario invierta su dinero sea activa, es decir, que produzca bienes o servicios. No califican inversiones pasivas como por ejemplo aquellas que puedan hacerse en propiedad raíz sin intenciones de desarrollo urbanístico o agrícola.

Adicionalmente, se requiere que la inversión del empresario este en riesgo al momento en que se solicite la visa. Por ejemplo, dineros que una persona pueda tener en su cuenta de ahorros privada no podrán considerarse como parte de la inversión. El dinero debe estar invertido en la empresa y sujeta a las pérdidas o ganancias que genere la operación del negocio. Se tendrá como inversión tambien las transferencias de bienes, tales como maquinaria, equipos o inventarios, que el empresario designe para ser utilizados en la empresa.

CUÁNTO DEBE INVERTIRSE PARA UNA VISA E-2?

La pregunta del millón es cuánto debe ser la inversión para obtener la visa de inversionista? Recordemos primero que “inversión” puede ser: (1) compra de un negocio existente, ó (2) establecimiento de un nuevo negocio.

En cualquiera de los dos casos la inversión debe ser sustancial, suficiente para asegurarle al Gobierno de EE.UU. que el empresario esta comprometido con la operación exitosa del negocio resultante y de una magnitud suficiente para asegurar que el inversionista pueda llevar a cabo su plan de negocio. Teniendo en cuenta estos factores se entiende que no hay una suma específica que deba invertirse; depende mucho del tipo de negocio que se este comprando o montando.

El Departmento de Estado pone el siguiente ejemplo que ilustra cómo se analizan estos casos: “inversiones del 100% en un pequeño negocio que valga $100,000 normalmente calificaría automáticamente. Una inversión de $10 millones en un negocio de $100 millones también probablemente calificaría basado solamente en la magnitud de la inversión misma.” Lo que se concluya de este ejemplo es que entre menos valga el negocio que se este comprando o montando, mayor porcentaje de ese valor tendrá que poner el inversionista para que su inversión sea considerada sustancial. Siguiendo con el ejemplo, seguramente no sería sustancial una inversión del 60% en un pequeño negocio que vale $100,000.

Ahora bien, la inversión no tiene que ser en dinero. El empresario puede incluir como parte de la inversión bienes, equipos o inventario que lleve de Colombia a EE.UU. Por ejemplo, si el empresario piensa organizar una agencia de fotografía, y va a exportar a EE.UU una cantidad importante de equipos que tiene en Colombia para comenzar su agencia en ese país, se tendrá en cuenta el valor commercial de esos equipos como parte de la inversión.

EL CONTROL ES CLAVE

El empresario que pretenda obtener la Visa de Inversionista debe tener poder para dirigir la compañía en la que invertirá o que creará. Este control del empresario se logra siendo propietario de por lo menos 51% de las acciones de la compañía respectiva, o a través de mecanismos legales que le permitan al empresario dirigir la empresa.

PROCESAMIENTO Y RECEPCIÓN DE LA VISA DE INVERSIONISTA

Aquellos extranjeros que se encuentren legalmente en EE.UU. pueden solicitarle al Servicio de Inmigración (U.S. Citizenship and Immigration Services) que les cambie su estatus legal actual al estatus de Visa de Inversionista. Es muy importante tener en cuenta que este cambio de estatus solamente puede hacerse si los solicitantes se encuentran legalmente en EE.UU.. Por ejemplo, supongamos que un empresario Colombiano viaja a EE.UU. para atender una feria de negocios. El empresario Colombiano tiene una visa B-1/B-2 que utiliza para ser admitido a EE.UU. El oficial de inmigración le da al empresario entrada al país por 6 meses. Quince días después de haber entrado al país, y después de haber atendido la feria a la que vino, un empresario Estadounidense le ofrece una excelente oportunidad de negocios al empresario Colombiano: le ofrece en venta una compañía a precio de remate. El empresario Colombiano del ejemplo podría comprar la compañía y utilizar esa inversión para solicitarle al Servicio de Inmigracion (U.S. Citizenship and Immigration Services) que le cambie su estatus migratorio de visa de visitante (B-1/B-2) a Visa de Inversionista.

Cuando el Servicio de Inmigración apruebe la solicitud de cambio de estatus le otorgará al empresario solicitante su nuevo estatus migratorio de inversionista por un término de dos años. El estatus de inversionista se puede extender casi indefinidamente en incrementos de dos años siempre y cuando la empresa de EE.UU. o la inversión siga operando.

El Servicio de Inmigración ofrece un procedimiento acelerado para las solicitudes de Visas de Inversionista llamado “premium processing.” Si el empresario le pide al Servicio de Inmigración (U.S. Citizenship and Immigration Services) que tramite la solicitud respectiva por el proceso ordinario, tardará algunos meses en adjudicar el caso. En cambio, si el empresario esta dispuesto a hacer un pago adicional, puede beneficiarse del “Premium Processing,” para que el Servicio de Inmigración adjudique el caso en 15 días.

Ahora viene una consideración muy importante, y seguiremos con el ejemplo del empresario Colombiano para explicarlo mejor. Supongamos que el empresario Colombiano haya tramitado exitosamente la Visa de Inversionista y esté disfrutando de su nuevo estatus en EE.UU. Estando así las cosas el empresario Colombiano decide viajar a Colombia para atender sus negocios allá. Cuando quiera volver a EE.UU. descubrirá que en su pasaporte solamente tiene estampada la visa de visitante (B-1/B-2). Si el empresario Colombiano se presenta en la frontera con ese pasaporte el oficial de inmigración no podrá admitirlo en otro estatus diferente al de visitante (B-1/B-2).

La conclusión es la siguiente: si el empresario tiene planeado quedarse en EE.UU. sin viajar internacionalmente (lo cual es poco probable!), puede pedir el cambio de estatus en EE.UU, recibir la aprobación de dos años, y continuar renovando la Visa de Inversión indefinidamente. Sin embargo, si el extranjero quiere viajar internacionalmente y salir y entrar a EE.UU. como inversionista, debe enfrentase a la Embajada de EE.UU. en su país. Explicaremos este proceso a continuación.

El empresario extranjero puede tramitar la Visa de Inversionista a través de la Embajada o Consulado de EE.UU. en su país. Cuando el caso sea aprobado le estamparán la Visa de Inversionista en su pasaporte dándole un término de validez de cinco años. Los tiempos de procesamiento en la Embajada / Consulado de EE.UU. pueden variar según el país.

Los titulares de Visas de Inversionista obtenidas en una Embajada o Consulado de EE.UU. pueden permanecer dentro, o viajar dentro y fuera de los EE.UU. continuamente hasta que la visa caduque. Los portadores de la Visa de Inversionista a menudo viven en los EE.UU. por tiempo prolongado, y pueden hacerlo siempre y cuando la empresa o la inversion siga operando.

El titular de Visa de Inversionestista está limitado a trabajar sólo para el negocio específico en el cual invirtió, y el cual sirvió de base para la emisión de la Visa de Inversionista. Sin embargo, la empresa puede cambiar el tipo de negocio que opera en cualquier momento, siempre y cuando la misma siga manteniendo plena operación de negocios y personal contratado. Ahora bien, tal y como lo dijimos anteriormente, el cónyuge puede obtener un permiso de trabajo basado en la Visa de Inversionista del empresario. Con éste permiso podrán trabajar en cualquier lugar, no están sometidos a la misma restricción del empresario inversionista. Obviamente, los hijos en edad escolar podrán inscribirse en el colegio sin restricción.

NUESTRA ASESORÍA

A fin de satisfacer los estrictos requisitos del Servicio de Inmigración para la Visa de Inversionista, nuestro abogado revisará minuciosamente su caso para determinar si la solicitud procede. Luego preparará cuidadosamente los formularios y la documentación necesarios y le presentará el caso al Servicio de Inmigración haciendo hincapié en el cumplimiento de las leyes y regulaciones de inmigración.

Si usted quiere consultar su caso con Carlos Mauricio Duque, Esq. puede llamar a alguno de los siguientes números telefónicos:

• Miami, Florida +1 305 436 0155
• Bogotá, Colombia +57 1 426 3975
• México, D.F., México +52 55 4170 3632
• San Salvador, El Salvador +503 2113 3858
• Panamá, Panamá +507 836 5750
• Lima, Perú +51 1 707 5967
• Madrid, España +34 911 239 941
• Buenos Aires, Argentina +54 11 5218 4068
• Caracas, Venezuela +58 212 7715900

Solicite ahora mismo una asesoría personalizada sobre visa de inversionista.